FUE LA CRECIENTE PRESENCIA DE VISITANTES PROFESIONALES PROCEDENTES DE AMÉRICA LATINA LO QUE MOTIVÓ A QUE A PARTIR DE 2012 LA FERIA INTERNACIONAL DE TURISMO TERMAL, SALUD Y BIENESTAR, NACIDA EN OURENSE, ESPAÑA, CRUZARA EL ATLÁNTICO. ESTE SEPTIEMBRE LE HA TOCADO ORGANIZARLA A BRASIL, EN FOZ DE IGUAZÚ

Alejandro Rubín no esconde su orgullo para asegurarle a Excelencias que desde hace años Termatalia se ha convertido en el puente termal entre Europa y América Latina y esa es precisamente –enfatiza el director del reconocido evento de turismo termal– una de las características que hacen única a esta feria. «Ninguna otra cita internacional del sector juega ese papel, cuyo objetivo es abrir nuevas vías de desarrollo del negocio en ambos continentes. Termatalia fomenta el intercambio de experiencias en el ámbito empresarial, institucional y social con el fin de impulsar el mercado del turismo termal y de bienestar y, al mismo tiempo, establecer grandes canales de comercialización.
«Para las empresas de América Latina, esta feria ofrece oportunidades como la de reforzar, desde el punto de vista turístico, el valor de la ventaja absoluta de esta región a nivel mundial, que es su disponibilidad de recursos naturales. La participación en Termatalia contribuye, además, a proyectar un sector sostenible y responsable con el medioambiente y la sociedad, facilitando el impulso de nuevos destinos turísticos en cada país.
«Europa contó con el mayor número de viajes wellness y es probablemente el mercado de mayor demanda internacional de turismo de bienestar. Al sector termal europeo se le presenta la posibilidad de captar nuevos clientes entre los que viajan a Europa, pertenecientes, en la mayor parte de los casos, a un segmento premium. Según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), las Américas representa el primer mercado externo para el turismo en Europa».
Termatalia se renueva constantemente, ¿qué elementos novedosos o iniciativas impulsan para conservar el atractivo de sus propuestas?
«El mercado del turismo de salud está en evolución constante y Termatalia es el lugar en el que confluyen todos los agentes implicados, tanto a nivel turístico como industrial y empresarial. El negocio, el conocimiento y el capital son los tres grandes ejes que hacen atractiva a esta feria, que tiene la capacidad de facilitar el posicionamiento estratégico a las naciones que apuestan por este nicho de interés complementario con otros (negocios, eventos, cultura y naturaleza) y que contribuye a potenciar la cuenta de ingresos por concepto de turismo. La participación en esta cita pone a su disposición la conexión con expertos mundiales en los diversos campos del termalismo: empresarial, científico o institucional, con el fin de acelerar el proceso de desarrollo del sector a través de la adquisición del know-how en la implementación de negocios basados en el aprovechamiento de las aguas termales.
«Dentro de las acciones de negocio aparece la Bolsa de Contratación Turística que reúne a touroperadores internacionales de América Latina y Europa interesados en comercializar e incluir en sus catálogos nuevos destinos de salud, manteniendo para ello reuniones B2B con las empresas asistentes. Estos catálogos se renuevan cada año, lo cual aumenta el atractivo de Termatalia, porque se convierte en un excelente punto de encuentro para ambas partes. 
«Por otro lado, constituye un gran centro de capacitación al que acuden los profesionales del sector de todo el mundo para formarse y actualizar sus conocimientos. Además de los cursos especializados, la formación se engloba en el denominado Encuentro Internacional sobre Agua y Salud, uno de los foros sobre turismo de salud más importantes e innovadores a nivel planetario. La principal novedad de esta edición será la celebración del I Encuentro Latinoamericano de Termalismo.
«Además del negocio y la formación, Termatalia Brasil volverá a fomentar la «Cultura del Agua» a través de acciones como la Cata Internacional de Aguas, la recreación de un centro termal; el Bar de Aguas y el Área de Bienestar y Gastronomía Saludable».
¿Cómo ha cambiado el movimiento y las proyecciones turísticas a nivel internacional, de acuerdo con las perspectivas innovadoras que ha aportado la modalidad de turismo termal? ¿Cómo se comporta para el caso de América Latina y el Caribe? ¿Cuáles son sus principales potencialidades?
«Como tendencia el turismo wellness continúa creciendo más rápido que el tradicional a nivel global. Esto es debido a una clase media emergente y al interés por un estilo de vida saludable, entre otros factores. En los últimos años, la mayor parte de los viajes relacionados con el turismo de bienestar se lleva a cabo en países de Europa y Asia, pero es la región de América Latina la que presenta mayores perspectivas.
«El turismo de salud resulta un sector pujante que actúa como un importante dinamizador de la economía y propicia experiencias de alto valor añadido. Todo esto impulsa el aumento de la demanda, haciendo del wellness un fenómeno que implica una alta rentabilidad y que se extiende cada vez más entre aquellos que buscan mejorar su bienestar y calidad de vida. En lo referente al gasto en los diferentes tipos de turismo a nivel global, observamos que la industria del bienestar se sitúa como una de las que mayores ingresos generan en todo el mundo, ubicándose después del turismo cultural y cerca del culinario y el sostenible.
«Cuando analizamos el Índice de Competitividad en Viajes y Turismo de 2017 del Foro Económico Mundial, cuyo informe evalúa el potencial para generar beneficios económicos y sociales a través de este sector, nos encontramos con que el ranking está encabezado por España, y en los países de Latinoamérica el primero es México, seguido por Brasil. Ya ve que esta evolución está relacionada también con los lugares que han sido y serán sede de Termatalia, porque esto implica el interés de los gobiernos de esos países por posicionarse internacionalmente como destinos de turismo de salud».
¿A qué interés responde la decisión de intercalar la sede del evento?
«Termatalia, hoy Feria Internacional de Turismo Termal, Salud y Bienestar, nació en la capital termal de Ourense (España). Se inició en un período de inversiones en los centros termales de Galicia, como evento de carácter bienal y abierto a toda la Península Ibérica. El termalismo es un recurso endógeno en Ourense que la transforma en la capital termal española y en la segunda ciudad europea en potencial termal (detrás de Budapest, en Hungría).
«En cada edición que celebrábamos crecía la presencia de visitantes profesionales procedentes de distintos países de América Latina, lo cual nos llevó a plantearnos trasladarla alternativamente a ese continente. Los datos que se han obtenido en las últimas ediciones efectuadas allí muestran que existe una gran demanda de equipamientos para spas, balnearios, clínicas, estética y cosmética, pero sobre todo de capacitación para el desarrollo del turismo termal y de bienestar. Este contexto implica nuevas oportunidades para los agentes europeos (y también de Asia) que pueden ofrecer servicios de consultoría en termalismo y talasoterapia; construcción, equipamientos y tecnología; entrenamiento de profesionales o asesoría en nuevos productos basados en las singularidades locales (cosmética, peloides…).
«Fue Perú el primer país en mostrar interés y en recibir Termatalia en 2012. En lo adelante, el interés suscitado por otras naciones de asumir la sede nos impulsó a organizarla en esa región en los años pares. En 2014 le correspondió el turno a Argentina, con la celebración en las Termas de Río Hondo; en 2016 a México, en el Estado de Coahuila, y ahora se efectuará en Brasil, en Foz do Iguaçu, entre el 12 y el 14 de septiembre, en el Centro de Convenciones Maestra del Hotel Recanto Cataratas y convocará a profesionales de una treintena de países.
«El lema de edición brasileña es: La energía de las aguas y supondrá nuevas oportunidades de negocio para las empresas participantes. La elección de Brasil como sede está liderada por el Fondo Iguazú de Desarrollo y Promoción Turística y la Prefeitura de Foz do Iguaçu. Cuenta con el apoyo de las principales entidades públicas y privadas vinculadas al turismo en esta zona y también en el país (Itaipú Binacional, Estado de Paraná y el Ministerio de Turismo) para posicionarla a nivel internacional también como destino termal.
«Foz de Iguaçu fue el lugar elegido porque es una ciudad cuyos principales recursos económicos están estrechamente vinculados al agua. Aquí se ubican las famosas cataratas que le dan nombre y también alberga una de las centrales hidroeléctricas más grande del mundo en generación de energía, Itaipú Binacional. Es el segundo destino elegido por los extranjeros que visitan Brasil. Tiene una localización privilegiada, en la triple frontera de Brasil con Argentina y Paraguay, así como en el centro geográfico del Mercosur. Por la posición estratégica que ocupa, el Destino Iguaçu es accesible para América Latina y muy atractivo para el resto de los países de otros continentes que quieran participar como expositores o visitantes de Termatalia Brasil 2018».